Trasmitir el mensaje adecuado de tu marca por medio de un logo no es tarea fácil. Formas, composición y tipografía juegan un papel definitivo en ello, y asimismo de forma importante el color puede contar cosas sobre nuestro negocio. Los colores asisten a mejorar la comprensión y la lectura de nuestra marca, la hacen reconocible, y en ocasiones influyen en los juícios de compra del cliente del servicio.
Pero, ¿cómo escoger de forma conveniente el color para tu marca? Toma nota de lo que te contamos.
¿Dudas sobre qué color seleccionar para tu marca? Prosigue estos consejos que te dejamos…

De qué manera escoger un color para tu marca: qué significa cada color

De forma tradicional se han clasificado los colores en cálidos o fríos conforme la sensación de temperatura que transmiten y los estados que producen en nuestro cerebro.
De esta manera, se denominan colores cálidos los colorados, amarillos, naranjas y ciertos géneros de verdes. Y colores fríos los azules, violetas, grises, negros, y también algunos tonos de verdes y cobrizos. Los primeros son tonos alegres, intensos, relacionados con los meses estivales, el sol y el calor. Los segundos remiten a las bajas temperaturas, al hielo, la profundidad y los meses de invierno.
Esta primera clasificación sicológica podría asistirte bastante en el momento de filtrar colores para tu marca, y acordes con los valores de exactamente la misma. Mas aún, cada color lleva asociada cierta simbología que le aporta diferentes significados, empleados desde siempre en el ámbito del diseño y la creatividad. Repasamos alguno de estos significados y de qué manera influyen en nuestras sensaciones:
Azul
Es el tono del mar y el cielo, y como tal se asocia con la tranquilidad, la estabilidad o la profundidad. También se asocia a la seriedad y la honestidad, la limpieza y la salud. Por este motivo es usual que se utilice para representar marcas de productos de limpieza y sanitarios. También ciertas marcas de vehículos, o entidades de finanzas han recurrido al azul para su imagen de marca.
Rojo
El rojo es la energía, la pasión, la fuerza, la audacia y la emoción. También es el color del amor y del fuego. Se ha empleado de forma tradicional para representar el riesgo, por poner un ejemplo en las señales de tráfico. Ciertas marcas que han utilizado el rojo para su logotipo son Coca Cola o Kellogg´s.
Amarillo
El amarillo simboliza la luz del sol, es fácil verlo como color de algunos cosméticos de verano. Asimismo representa la energía y la felicidad. Es optimista y seguro de sí mismo. Algunos tonos de amarillos se usan como reclamo de atención, por poner un ejemplo en los taxis de la ciudad de Nueva York.
Naranja
El naranja, al ser una mezcla del colorado y amarillo, representa asimismo la dicha, la energía y el sol. Se acostumbra a usar en campañas de alimentación sana para jóvenes, en tanto que es un color que estimula el cerebro y la actividad mental. Así mismo, acostumbra a representar el entretenimiento.
Verde
El verde es el tono de la naturaleza, representa el desarrollo, la tierra y la frescura. Es asimismo armonía y relajación, y en algún contexto puede asociarse con la paz y la esperanza. Compañías como Starbucks, y marcas de productos verdes y ecológicos usan el verde como color de marca.
Violeta
El color violeta y en general las distintas gamas de morado se asocian con la nostalgia, la imaginación y la inventiva. Asimismo sugiere riqueza, extravagancia y misterio, y en ocasiones tristeza.
Blanco
El color blanco es pureza, luz, inocencia. Está considerado el tono de la perfección, se asocia con la seriedad y normalmente tiene connotaciones positivas. En el mercado suele ir asociado, por poner un ejemplo, a ciertas marcas de productos light, así como productos de limpieza. Es asimismo empleado en productos de alta tecnología, por poner un ejemplo Apple.
Negro
El negro es lujo, sofisticación, seducción, formalidad y seriedad. Por esta razón marcas como Chanel o Adidas han recurrido a él como color de marca. También es el color de la muerte y lo desconocido.

Estas definiciones te pueden guiar al buscar un color para tu marca.

Si tienes una compañía de productos de limpieza es más lógico y efectivo que utilices gamas de verdes, azules o blancos, que un negro o un rojo. Al contrario, si tu marca está relacionada con la tecnología, quizá el negro y el blanco, como gamas de grises, pueden ser más efectivos que recurrir a un naranja o bien un amarillo.

Las combinaciones de gamas crómaticas
Ten presente que puedes hacer combinaciones cromáticas. Asociar dos o más colores que puedan ayudarte a trasmitir lo que quieres. En estos casos, quizá debieses tener en consideración 2 géneros de mezclas de color: las armónicas y las mezclas de colores complementarios.
Las primeras son aquellas que usan colores parecidos, o bien diferentes tonos del mismo color. Las segundas son las que utilizan colores complementarios (colores que se ven contrarios en el círculo cromático) para generar composiciones vibrantes, más llamativas y enérgicas.
Te dejamos 2 ejemplos de ello. Dos marcas que se valen de gamas cromáticas diferentes para llegar a un público similar: Fanta como ejemplo de combinaciones cromáticas contrastadas, y Oreo como muestra de la utilización armónica de los azules.

fanta-horz-300x162 Cómo seleccionar el color perfecto para tu marca.

Por lo tanto, para dar con la imagen de marca adecuada, debes tener claros tus valores de marca y el público objetivo al que te diriges, y en función de ello hacer una estudiada selección de tipografías y colores que aporten datos sobre tu negocio a primera vista.
¿Y ?¿Ya tienes claro cuál será el color para tu marca?